Fundar Galápagos >

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Agroecologia para jovenes y niños

E-mail Imprimir PDF
 
 
El problema de las especies exóticas en Galápagos es el principal riesgo para la existencia de los ecosistemas naturales, y las especies nativas y endémicas. Cada año ingresan nuevas especies, que una vez establecidas, alteran los arreglos ecológicos que tomaron miles de años en formarse. Hasta el año 2006 se registraron 748 especies de plantas nativas, 262 especies más que las registradas en el año 2000 (Edgar et al, 2007 en Informe Galápagos 2006-2007). Entre el 2005 y el 2006, 26 nuevas especies de insectos introducidos fueron registrados por primera vez en Galápagos (Causton y Sevilla, 2007). Se estima que de las 543 especies de invertebrados introducidos registrados, 55 poseen el impacto de causar impactos severos a las islas.
 
Las especies exóticas no sólo afectan directamente al ambiente, sino también a las actividades agropecuarias y la salud humana. Agrícolamente las especies exóticas se transforman en una plaga que reduce los rendimientos y aumenta los costos de producción, especialmente por el uso de agroquímicos (Gráfico 1). Los agroquímicos afectan a la salud de las personas, contaminan las aguas subterráneas, contaminan a la fauna nativa. El daño a la salud humana también es claro; por ejemplo, el insecto simúlido muerde a las personas que visitan la parte alta de la isla San Cristóbal, por lo que las visitas turísticas han sido restringidas.
 
 
El ingreso de las especies exóticas que ingresan a las islas por vía marítima y aérea, se encuentra íntimamente ligada a la necesidad de la población local y turistas de proveerse de alimentos. Con el incremento, tanto del número de habitantes como del número de visitantes, el riesgo ha aumentado considerablemente, ya que éste aumento ha sido directamente proporcional al incremento de las importaciones, ya que no ha existido medidas mitigantes que contrarresten este creciente aumento poblacional, como son: 1) una producción agropecuaria local de autoabastecimiento, 2) un sistema de control cuarentenario más fuerte y 3) un programa de educación ambiental más sólido y enfocado.
 
El presente proyecto se enfoca principalmente en la primera estrategia de mitigación del impacto: “mejorar la produccion local de autoabastecimiento. Los efectos que causa la baja producción agropecuaria limpia local genera impactos negativos ambientales y sociales (Gráfico 2).
 
 
El proyecto se enmarca plenamente en la estrategia de solución al problema de especies introducidas, logrando claros beneficios ambientales, y también sociales. Brinda mayor seguridad a la salud de las personas y al desarrollo de la actividad turística.
 
Ambientalmente, buscamos promover agricultura orgánica (sin uso de químicos) asociada a restauración ecológica con plantas nativas y endémicas. Sólo se promueve aquellos cultivos de especies que son consideradas no invasivas y que por sus cacacterísticas genéticas y reproductivas no pueden afectar a los ecosistemas naturales. Buscamos conseguir un “agroecosistema” galapagueño con un sistema de cultivo apropiado a la realidad y necesidad isleña. La agricultura orgánica galapagueña no permite el uso de agroquímicos contaminantes y tiene claro que su objetivo es lograr seguridad alimentaria conservando y mejorando los ecosistemas naturales.
 
La reducción del esfuerzo pesquero, la reducción de importación de alimentos frescos con la consecuente disminución de los riesgos de introducción de nuevas plagas, la reducción de áreas abandonadas invadidas por especies introducidas, entre otras, son beneficios claros buscados por el proyecto.
 
Socialmente, la seguridad alimentaria es la posibilidad de tener acceso físico y económico a los diversos alimentos, y consumir una dieta sana, que incluya los nutrientes y las calorías necesarios, de modo tal que las personas puedan llevar una vida saludable y activa. Por lo tanto, la población goza de seguridad alimentaria si tiene acceso a los alimentos necesarios para una vida sana de todos sus miembros (alimentos adecuados desde el punto de vista de calidad, cantidad e inocuidad, y culturalmente aceptables), y si no está expuesto a riesgos excesivos de pérdida de tal acceso”[1] .A nivel social, también se mejora del nivel de ingresos, educación, salud de los habitantes de las islas, fuentes de ingreso para mujeres, lo que deriva en mayor seguridad alimentaria para todos.
 
El impulso de una agricultura sostenible y rentable, puede revertir el proceso de empobrecimiento social y degradación ambiental, generando una cascada de estímulos positivos.
 
La región ha visto en Galápagos un modelo a seguir para asentamientos humanos con áreas protegidas. Los países de la región están necesitados de modelos exitosos replicables de desarrollo sostenible tangible. Galápagos representa una oportunidad para la región, ya que por su condición de aislamiento, es un laboratorio socio-ambiental.


[1] Cumbre Mundial sobre la Alimentación (Roma, 1996).
You are here: Proyectos Proyectos Anteriores Agroecologia